Informa.me

Lo que sucede, lo que se está haciendo, lo que se va a hacer o lo que ya se ha hecho sobre literatura digital o multimedia.

Mundo Deletrea.me

Ese lugar donde perdemos la cabeza y nos dejamos llevar por el poder de las palabras y las moldeamos a nuestro gusto.

Imagina.me

La fotografía y el juego con las palabras, los textos, las letras y las imágenes se convierten en protagonistas.

DeLetrea.te

¿Quieres escribir? Este es el espacio para tus textos, para escribirlos, para publicarlos, para darles la vuelta.

Visualiza.te

Espacio para la literatura audiovisual, porque las letras también son capaces de hilar imágenes en movimiento.

Home » Mundo Deletrea.me, Psicoayuda.me

Cuatro historias y un tratamiento

Submitted by on 7 December, 2010 – 8:28 amNo Comment

Treinta de diciembre. Había una vez, hace algún tiempo, una psicóloga a la que le pasaban cosas muy extrañas casi imposibles de creer. Un día como otro cualquiera, la psicóloga fue a trabajar y esperaba que nada raro ocurriese ese día, pero casi nunca la vida es como uno espera…

9:30 h. Primer paciente del día. Su nombre: Cristina Fernández. Su problema: doce relaciones en quince años con una duración máxima de cuatro meses. Sus parejas siempre parecían tener algún defecto que los volvía descartables. Actualmente soltera, sigue esperando al hombre de su vida, a su amor verdadero, a su media naranja. Diagnóstico: Síndrome del príncipe azul. Tratamiento: clorazepato dipotásico (ansiolítico).

11:00 h. Avanza la mañana. Tercer paciente del día. Su nombre: Ricardo Afonso. Su problema: dificultad para ser constante, imposibilidad para mantener relaciones sentimentales saludables, miedo al compromiso, incapacidad para adaptarse al entorno laboral, negación del paso del tiempo, anclamiento evolutivo. Diagnóstico: Síndrome de Peter Pan. Tratamiento: Diazepam (sedante de amplio espectro).

Esto es raro, raro. No lo de ver a un paciente masculino con trastorno de Peter Pan, sino lo de diagnosticar dos trastornos relacionados con la literatura en un mismo día. Está claro que lo que no me pase a mí…

11:45 h. Cuarto paciente. Su nombre: Manuela Méndez. Su problema: primera relación sentimental con 16 años, fracasó debido a la sobreprotección que ejercía sobre su pareja. Sus siguientes procesos emocionales no fueron mejores, en todos sobresalía su comportamiento obsesivo con tendencia maternal hacia sus compañeros sentimentales. Diagnóstico: Síndrome de Wendy. Tratamiento: Alprazolam (ansiolítico).

Rezo para que la mañana mejore, porque empiezo a pensar que soy yo la que necesita un psicólogo. Esto no se acerca ni de lejos a un día normal.

13:00 h. Sexto y último paciente del día. Su nombre: Daniel Sierra. Su problema: a sus 37 años ya ha pasado dos veces por el quirófano para realizarse diversas operaciones de estética. Su gasto mensual en tratamientos antiedad y maquillaje ronda los 300 euros. Su preocupación por su aspecto parece no tener límite y llega incluso a la reclusión cuando sufre algún proceso acneico pasajero. Diagnóstico: Síndrome de Dorian Grey. Tratamiento: bromazepam (ansiolítico).

Dos semanas más tarde vuelvo a ver a mis pacientes literarios. Todos parecen haber mejorado de sus respectivos problemas, pero ahora sufren un síntoma común que, obviamente, solo puede deberse a mis tratamientos. No entiendo cómo he podido fallar. Yo me he leído esos libros, conozco esos personajes, supuse que mis remedios serían infalibles.

Cuatro pacientes diferentes. Problema: adicción a los sedantes y ansiolíticos recetados por mí, influenciados, sin duda, por la mala recomendación que les hice afirmando que el uso de estas pseudodrogas supondría el fin de todos sus desórdenes mentales, sin sugerirles, además, otras acciones, como cambiar sus hábitos de vida. Diagnóstico: Síndrome de Astérix. tratamiento: buscarse una nueva psicóloga un poco menos desastrosa.

Popularidad: 22%

Leave a comment!

Añada su comentario debajo, o trackback desde su página. You can also Suscribirse a los comentarios via RSS.

Sea agradable. Aténgase al tema y no nos deje spam.

Esta página permite la utilización de Gravatar. Para conseguir un avatar reconocible globalmente, por favor regístrese en Gravatar.