Informa.me

Lo que sucede, lo que se está haciendo, lo que se va a hacer o lo que ya se ha hecho sobre literatura digital o multimedia.

Mundo Deletrea.me

Ese lugar donde perdemos la cabeza y nos dejamos llevar por el poder de las palabras y las moldeamos a nuestro gusto.

Imagina.me

La fotografía y el juego con las palabras, los textos, las letras y las imágenes se convierten en protagonistas.

DeLetrea.te

¿Quieres escribir? Este es el espacio para tus textos, para escribirlos, para publicarlos, para darles la vuelta.

Visualiza.te

Espacio para la literatura audiovisual, porque las letras también son capaces de hilar imágenes en movimiento.

Home » Mundo Deletrea.me, Proyecta.me

La Habitación a Oscuras

Submitted by on 24 November, 2010 – 8:55 am2 Comments

Fotograma de Lawrence de Arabia

Escena 1. Todo se había apagado, sin querer, en este primer plano; la oscuridad se había apoderado de nosotros, y nunca más volveríamos a estar unidos a través de la luz. Ya no creías en ninguno de los dos, ni en ti ni en mí, y posiblemente no solo la llama de tu interior se había apagado, sino que también lo había hecho tu propio corazón.

Escena 2. Me salgo del primer plano, abandono el devenir de la historia y vuelvo atrás, a los breves flashbacks en los que se nos veía felices. Y trato de averiguar en qué momento te diste cuenta de que ya no sentías nada. Intento encontrar el detalle en el que me equivoqué, porque de ahí surgió este travelling circular alrededor de mi soledad.

Escena 3. Y entonces me doy cuenta, en el preciso instante en que miro el fondo marino de tus ojos y trato de entenderte, de que nunca supe hacerme presente en los planos generales, y de que no podías encontrarme en ellos aunque me buscases con insistencia.

Escena 4. Fundido a negro. Es el lugar en el que me encuentro ahora y también el estado actual de la habitación más importante de tu cuerpo, esa pequeña casita donde solo entran las cosas más sinceras y sencillas, y que ahora soy incapaz de encontrar.

Escena 5. Zoom hacia mi interior, hacia el proceso en el que me hago pequeño, ocupo apenas el tamaño de un microbio y sigo el sendero sinuoso de las yemas de tus dedos.

Escena 6. Entro en tu nariz, a través de un efecto especial, escuchando tu respiración, durmiéndome en ella, adentrándome con cuidado, con respeto, con cariño, con silencio.

Escena 7. Plano general de tus paredes. En tu interior es donde me hallo y donde puedo pasear con toda la tranquilidad del mundo, aunque ya no me sienta bienvenido. ¿Quién podría sentirse bien hallado en un lugar que los dos hemos ido abandonando?

Escena 8. Llego hasta tu corazón, vacío y solo, lleno de soledad. Y en él alumbro tu vida con una pequeña cerilla, para iluminar una pequeña parte de la habitación y que con ella se iluminen también todos tus sentimientos.

Escena 9. Primer plano de mi perfil, con la cerilla en la mano. Sonrío. He intentado iluminar tu vida de la única forma que sé, y ahora quiero vivir para siempre en el interior de tu corazón.

(Fotograma perteneciente en realidad a ‘Lawrence de Arabia’, David Lean, 1962, Columbia Tristar).

Popularidad: 7%

2 Comentarios »

Leave a comment!

Añada su comentario debajo, o trackback desde su página. You can also Suscribirse a los comentarios via RSS.

Sea agradable. Aténgase al tema y no nos deje spam.

Esta página permite la utilización de Gravatar. Para conseguir un avatar reconocible globalmente, por favor regístrese en Gravatar.