Informa.me

Lo que sucede, lo que se está haciendo, lo que se va a hacer o lo que ya se ha hecho sobre literatura digital o multimedia.

Mundo Deletrea.me

Ese lugar donde perdemos la cabeza y nos dejamos llevar por el poder de las palabras y las moldeamos a nuestro gusto.

Imagina.me

La fotografía y el juego con las palabras, los textos, las letras y las imágenes se convierten en protagonistas.

DeLetrea.te

¿Quieres escribir? Este es el espacio para tus textos, para escribirlos, para publicarlos, para darles la vuelta.

Visualiza.te

Espacio para la literatura audiovisual, porque las letras también son capaces de hilar imágenes en movimiento.

Home » Informa.me

“Las redes sociales pueden dar ventaja a las personas ingeniosas y que escriben bien”

Submitted by on 23 May, 2011 – 7:05 pm5 Comments

Begoña oro, autora del libro Pomelo y LimónNombre: Begoña Oro

Lugar de procedencia: Zaragoza

Blog: elblogdelaoro.blogspot.com

Blog de la protagonista de la novela Pomelo y limón: pinillismos.blogspot.com

Fecha de creación: elblogdelaoro fue creado el 13 de marzo de 2011. Además he tenido en el pasado otros dos blogs secretos.

Lugar desde donde escribes: Zaragoza

Twitter: @granduquesa

Nombre de la publicación: Pomelo y Limón

Begoña Oro nos introduce en el mundo de dos jóvenes que viven una intensa historia de amor en nuestro tiempo. La autora nos permite entrar en la vida de estos dos adolescentes a través de su magnífico relato contado desde las palabras de María en su blog y los hermosos dibujos de Jorge. Todo sabe a pomelo y limón en este cuento del siglo XXI.

¿Cuándo supiste que querías ser escritora?

Tarde. Lo supieron antes mis profesores, que me decían que tenía que escribir, en el colegio, en la facultad… Pero yo solo quería leer. Por eso me dediqué al mundo de la edición. Al final, después de mucho leer, pensé que ya estaba preparada para intentar escribir y hacer caso de una vez a mis profesores.

¿Cómo surge `Pomelo y limón´?

Debo confesar que esta historia tan “moderna”, con su Facebook, su blog, sus enlaces… surge de un cuento ¡medieval! sobre el amor y el secreto. Al final, llevamos siglos hablando de lo mismo. Creo que, en esencia, lo que nos importa como seres humanos, lo que nos mueve, nos conmueve, aquello sobre lo que queremos leer o necesitamos escribir, apenas cambia.

Has ganado el premio Gran Angular en 2011 por este trabajo, ¿qué sentiste al recibir este reconocimiento? ¿Qué crees que fue lo que determinó que te dieran este premio?

Lo que sentí al recibir el premio es algo que aún no puedo traducir en palabras, y eso que se supone que es mi especialidad. Pero no he logrado salir de tópicos -“es un orgullo y satisfacción”, “uno de los momentos más importantes de mi vida”…- que no dan la medida exacta de lo que sentí. Igual algún día consigo contarlo. Quiero creer que el premio me lo dieron por cómo está escrita la novela. Más allá del tema, del soporte o de las innovaciones que incorpore, quienes hacemos literatura somos, por encima de todo, personas que escogen unas palabras y no otras para contar las cosas, y eso es lo que espero que hayan apreciado.

¿Crees que las redes sociales han cambiado las historias de amor?

Desde luego ha habido cambios. ¡Y creo que algunos buenos! Por ejemplo, en un primer contacto, las redes sociales pueden dar ventaja a las personas ingeniosas y que escriben bien. Hay una página de tarjetas virtuales que me gusta mucho –www.someecards.com– con un apartado de tarjetas de “ligoteo” donde encuentras cosas como “You had me at your impeccable spelling and correct use of grammar” (“me conquistaste con tu ortografía impecable y tu corrección gramatical”) o “Poor syntax turns me off” (algo así como: “la mala escritura no me pone nada”). Y eso está muy bien: un pequeño triunfo de la literatura sobre la imagen. Eso, en cuanto a las formas de acercamiento, porque cada vez más parejas se conocen a través de Internet. Pero luego, en el fondo, los procesos químicos que guían el enamoramiento, la ilusión, el hormigueo o el sufrimiento siguen siendo idénticos que hace siglos. Eso no lo cambian las redes sociales, por fortuna.

María, la protagonista de Pomelo y Limón, encuentra en su blog una vía de escape y al mismo tiempo una forma de comunicar lo que siente, como si a través de su pequeño rincón en internet pudiera ser ella misma. Begoña Oro también tiene un blog, ¿qué cosas tienes en común con el personaje de María?

Sobre todo, la intensidad. María y yo vivimos todo “a lo bestia”. Sufrimos y disfrutamos como locas, solo que yo lo llevo con un poco más de discreción e ironía que María. Creo.

¿Qué ha significado para ti tener un blog y cómo te ha ayudado en tu trayectoria profesional?

Puse en marcha elblogdelaoro unos días antes de recibir el premio, hace poco en realidad. Pero me está dando muchas alegrías, profesionales y personales. Y se ha convertido en una auténtica necesidad para mí. Es al mismo tiempo desahogo, entrenamiento y lugar de intercambio, vamos, como ir al gimnasio y a la salida tomarse algo con unos amigos.

Permites que el lector se sienta parte de la historia, invitándolo a que conozca mejor a los personajes a través del acceso real al blog de María y los enlaces que enriquecen la lectura durante toda la obra, ¿radica el éxito de Pomelo y Limón en esta propuesta tuya tan original?

Creo que todos esos aspectos enriquecen la obra, pero no tendrían sentido si detrás no hubiera una obra. Es parecido a lo que comentábamos del amor. Alguien puede llegar a Pomelo y limón a través del blog, de Facebook, o de forma tradicional, a través de una librería. Cualquier forma sirve. Pero al final, el lector no deja de enfrentarse a algo tan antiguo como una experiencia de lectura, una novela, una forma de conocer por dentro a personas que son distintas a ti y sin embargo parecidas.

¿Estás inmersa en algún nuevo proyecto?

¡Sí! Estoy empezando otra novela juvenil. Y la protagonista ya tiene perfil en Facebook y anda por ahí, viviendo virtualmente. Esa extensión virtual de los personajes no solo puede tener interés para los lectores sino que además, para mí, como escritora, es una herramienta fabulosa para crear personajes y darles vida.

Hay muchos mensajes alarmistas que hablan del fin de la literatura por el paso del papel a los nuevos formatos. ¿Crees que la literatura corre peligro?

No comparto en absoluto esa visión. Mientras haya escritores y lectores es imposible que desaparezca la literatura. Hace siglos, las personas se reunían en las cuevas a escuchar historias alrededor del fuego y esa necesidad estará siempre ahí, en nuestro genoma humano. Es fantástico que ahora, además de poder escuchar esas historias de viva voz y además de leerlas en un libro, podamos acceder a ellas a través de otros soportes, y con la posibilidad de enriquecer su contenido. Si la literatura está en peligro, no será por los nuevos formatos; para mí los nuevos formatos dan otra oportunidad de vida a la literatura, no son una ocasión de extinción. Si la literatura está en peligro, digo, es porque al enseñar literatura en los colegios se la ha desvinculado de la vida… Uf, pero esto merecería una respuesta mucho más larga de lo que este formato soportaría, así que, si alguien quiere profundizar más en este tema, lo mejor que puede hacer es leer La literatura en peligro, de Tzvetan Todorov, que es quien cuenta esto, y de forma magistral.

Si fueras un texto literario, ¿cuál serías?

Tengo claro que un poema. No sabría (o no querría) decirte cuál. Pero me ha encantado que me lo preguntaras y me ha encantado pensar la respuesta.

Popularidad: 17%

5 Comentarios »

Leave a comment!

Añada su comentario debajo, o trackback desde su página. You can also Suscribirse a los comentarios via RSS.

Sea agradable. Aténgase al tema y no nos deje spam.

Esta página permite la utilización de Gravatar. Para conseguir un avatar reconocible globalmente, por favor regístrese en Gravatar.