Informa.me

Lo que sucede, lo que se está haciendo, lo que se va a hacer o lo que ya se ha hecho sobre literatura digital o multimedia.

Mundo Deletrea.me

Ese lugar donde perdemos la cabeza y nos dejamos llevar por el poder de las palabras y las moldeamos a nuestro gusto.

Imagina.me

La fotografía y el juego con las palabras, los textos, las letras y las imágenes se convierten en protagonistas.

DeLetrea.te

¿Quieres escribir? Este es el espacio para tus textos, para escribirlos, para publicarlos, para darles la vuelta.

Visualiza.te

Espacio para la literatura audiovisual, porque las letras también son capaces de hilar imágenes en movimiento.

Home » Mundo Deletrea.me, Tuitea.me

Los restos del naufragio

Submitted by on 8 April, 2011 – 8:25 am7 Comments

Los restos del naufragio - Revista Deletrea.meCuando llegué todo estaba destrozado, la casa vacía y las puertas rotas; no había nada que recuperar. Donde otrora latía el fuego ahora solo quedaban las cenizas, sombras perpetuas de un ayer que no volvería. Hacía mas de 30 años que no volvía a ese lugar. Se dijo que toda su vida estaba en aquellos escombros, pero ni cerrando los ojos pudo ver de nuevo los días que creyó felices.

No entendía esa despedida tan extraña, cuando el tiempo se detuvo para no volver a recorrer el reloj, así que me puse una cerveza para desayunar. La almohada todavía olía a ti. A los pies de mi cama, cristales rotos, el marco roto, la casa rota, trizas, añicos, escombros, desolación, todo lo que antes parecía normal se había convertido en un caos.

Ahora nada me parece tan horrible, ni siquiera el aspecto de la casa, porque todo en mí parece igual de devastado. Me levanto. Ouch. Una tirita, mi corazón astillado, un mundo hecho pedazos, por fuera y por dentro.

Sigo aquí, inmóvil, paralizado, estirado en el sofá tras la explosión, estoy perdido, no encuentro nada, todo mi entorno se ha desvanecido. Una cañería me mira sorprendida, casi tanto como yo. Al final, lo único que me dejaste fueron los restos de un naufragio. No quedó rastro ni olor. Todo pasó tan rápido… No tuve tiempo de decir adiós, todo se lo llevó el viento…

En realidad era como lo recordaba, un lugar lleno de fantasmas, que ahora no estaban solo en mi cabeza. Mi caos interno, mi feng shui, la explosión de mi lucha contenida ahora visible a los ojos de la gente… Era el final de un mundo que había que dejar necesariamente atrás, y el comienzo de una vida nueva.

Solo tenía la seguridad de que no poseía nada. Me sentía libre, vivo y más fuerte que nunca. Había tomado MI decisión. Desperté de las sombras, me reconcilié con los espejos y de la comisura de los labios brotó una sonrisa.

En la calle hacía sol. El sol tiene la extraña manía de salir después de las tormentas. Incluso de las peores. Por dentro todo está roto pero nadie parece preocuparse, porque fuera todo está perfecto, no hace falta fijarse en los detalles.

Allí nos encontró, tirados en la nada, como dos toxicómanos en pleno intercambio de sustancias y ganas de morir. Desperté con un zumbido en la garganta, un estallido en la mirada y los recuerdos olvidados. A lo lejos llegaba una ambulancia…

Te fuiste y entró la luz que, por primera vez, me dejó ver claramente los destrozos. No te lo agradeceré bastante, no supe ver a tiempo tu tempestad, y ahora ya ni siquiera quiero tu calma.

Afortunadamente mi tormenta interior terminó y por fin dejé atrás los miedos que habían provocado el desastre. Por eso caminaba feliz sintiendo el calor en su piel. Parecía que las mejores primaveras del planeta se habían unido para mí y las olas me hacían cosquillas en los pies. Mientras, me miraba desde el otro lado de la playa. Y sonreía.

Nada volverá a ser igual: nueva gente, nuevas sensaciones, imágenes, olores…, el comienzo de una nueva historia, una nueva vida. Quiero vivir no con el corazón ni con la cabeza, sino porque me sale de las entrañas, porque no lo puedo evitar.

Eso sí, prometo no volver a mezclar sidra con cerveza.

Los restos del naufragio ha sido elaborado con los tweets de 23 personas que han participado. Se ha intentado mantener los textos en la forma en la que se publicaron, pero puede que por motivos de estructura del texto, en algunos casos se hayan cambiado tiempos verbales y otros elementos.

—————————————————————————————-

NOS.ILUSTRA

Julia Antonio

Pucelana enamorada de Galicia, curiosa, inquieta, incansable en el oficio de aprender. Esforzándose. La fotografía le despertó una vena artística escondida bajo capas de racionalidad. Por algún sitio tenían que escaparse tantos sueños.
Aprendiz de Amélie@julia_ant

Popularidad: 7%

7 Comentarios »

Leave a comment!

Añada su comentario debajo, o trackback desde su página. You can also Suscribirse a los comentarios via RSS.

Sea agradable. Aténgase al tema y no nos deje spam.

Esta página permite la utilización de Gravatar. Para conseguir un avatar reconocible globalmente, por favor regístrese en Gravatar.